solo quiero ser la niña deprimida en aquel vacio callejon, en donde solo la niebla es la unica que aconseja a mis tristesas emotivas. quiero convertir en lagrimas mis sentimientos, y asi poder crear con ellas un compañero hecho de melancolia pura, en donde pueda entenderme y pueda ver en mis lagrimas rios enteros de espejos liquidos, en los que puede reflejarse e identificarse conmigo. el suelo es mi amigo al poder ver como es lo unico que mis ojos quieren y pueden ver, andando siempre con la mirada hacia abajo, siempre percibiendo lo terrestre y negando lo celestial.

por que no me ayudas querido silencio, a calmar y callar mi vida, a hacerla como un ataud, en donde podre descansar por siempre. vuelve las cosas eternamente oscuras, disfrasa a las paredes con esos colores desesperanzadores y desoladores.

dejame apreciar aquellos grafittis que dibujados en la pared se parecen a los tatuajes de mi corazon. un mundo en donde yo pueda morir sin que los demas se enteren de mi existencia, en donde cada paso que se de, pertenesca a mi niña interior. a mi niña interior…

ese lado femenino que tengo dentro de mí, que siente suavemente.

mi piel…sutil, fragil como la flor que tiene en su mano mi amada.

maldita desespero, solo agravas este sentimiento con aquella hermosa musica, se trasforma en algo agradable, en la que deseo quedarme dormido para siempre.

olvidadme aquellos que dicen ser los que aprecian, quiza asi puede encontrar por fin la verdad perpetua.

niebla, misteriosa y abrigadora niebla, tan blanca como mis memorias, eres su madriguera, dejame perderme en tu anti -tiempo, anula mis sentidos, y convierteme en un elemento de la nada. dejame volver a ti, y perderme en la no existencia. en donde los recuerdos son gratos y no dañan. pero dejame rescatar a la ternura, a aquella sensacion que deseo abrasar en forma de almohada, para poder descansar sin preocupaciones. guiame por aquel sendero matrona niebla, por donde tu vas, embelleciendo los paisajes con aquel pequeño y casi imperceptible sonido, que imita al silencio. dejame probarte en risas oscuras.

disminuye mis pocas fuerzas, termina de matarme, realiza mi suicidio jamas empesado, haslo por mi, blanca madre.

dejame ver a la femenina por ultima vez, quizas asi pueda volver a tener ganas de vivir. aquellas fuentes de cristales se vuelven tangibles, quien pensaria que aquellas nubes bajarian hasta mi, a reclamarme. podre algun dia por fin ver llover de la forma correcta. y aquel caos niebloso se curara.

Anuncios