ay un fuego negro que me apaciona, que quiere ahogarme, pero que debo nivelar con fuego de leon. la puerta que cierra mi ego no debe ser sellada, solo ajustada, pues grandes piedras de aquel volcan podrian matar a mas de una persona inocente.

es cierto que las cenizas buscan cobrar forma y hacerse con mi debil cuerpo, cambiar mi estado de conciencia y quizas elevarme al trono en donde solo el señor del mal existe.

alli esta, entre las paredes de nieve, con polvo quemado desperdigandose por los campos negros, es mi amo, un dueño interior con el cual cada vez me canso más y más de luchar. yo quise atra vez de él que todo el hogar natural estubiera alimentado por el silencio. es un lugar para meditar, en el que la mayor de las afinidades lucha contra mis paciones y sueños semi frustrados.

sus labios oscuros se mueven levemente, tan solo para hacerle señas a los cuervos y a mi de que esta vivo. él sigue con su pacion ardiendo, una luz negra que capta todo el universo. que se expande como la velocidad del sonido. da su señal, a las aves de altos y opacos vuelos, azazel desea maximizar su reino, explotar el poder dorado, y penetrar en aquellas fronteras que le son prohibidas.

Anuncios