la sangre tambien es una niña,

tratando de salir de aquel foso que es la piel

dejando estelas de heridas

causando dolor de lagrimas a su dueño

secandose en la piel suave de su victima

haciendose acida para abrir huecos en la superficie de su cuerpo

aquella mujer toma su propio liquido rojo como veneno que redime

la debilidad corporal es su esposo, sera abrasada perpetuamente por él.

formandose letras sangrientas con cada pensamiento que se plasma en el blanco suelo.

inspiracion seca, cerebros vacios, magia blanca acabada.

renaciendo una nueva luz con labial oscuro, morir para vivir.

la putrefaccion es solo el angel cadaverico que la llevara a una nueva camara de tortura, otra vida.

tristezas tiernas encendidas por la vela negra que ilumina el rostro palido de la muerte.

caen en forma de lagrimas, color negras. frias gotas de ceniza que manchan su blanco rostro, junto con aquel pecado que alguna vez su amante desperto en su alma.

 

Anuncios