DESDE LAS ORILLAS DE LOS ABISMOS DE MIS TIERRAS, CONVOCO A MIS HORDAS LLENAS DE MALDADES. ESCASOS DE PLACERES SADICOS, SUS CUERPOS PIDEN SANGRE AJENA,

SUS OJOS DESEAN VER EL MIEDO EN LAS CARAS DE LOS NIÑOS INOCENTES.
 
DESDE MI TRONO, HECHO CON PECADOS LUJURIOSOS, MIRO FIJAMENTE  LA DEBILIDAD DE MIS ENEMIGOS.
CON EL METAL DE MIS ARMAS SONANDO COMO HIMNO DE FURIA Y CAOS, MIS DEMONIOS OBEDECEN.
ES LA GUERRA POR CAPTURAR MI REALIDAD, POR DEVOLVER LA CONCIENCIA A SU DIOS.
 
EN LA NIEVE HIBRIDA, LLENA DE TIERRA Y HUELLAS DE GUERREROS, LA SANGRE CAE COMO SI FUERA SIMBOLO DE UN RITUAL.
 
EL CIELO OSCURO MALDICIENDO NUESTRAS CRUELDADES, EMBRIAGANDO A LOS ANGELES PARA QUE NO PRESENCIEN UNA ESCENA TAN ATERRADORA…Y EN EL AMANECER SUS RECUERDOS  DOLOROSOS DESAPARECERAN.
 
DESTRUYAN A LA MATRIARCA NATURALEZA, ROBEN SUS JOYAS, EXTINGAN SU PERFUME OLIENDOLO CON SUS ASQUEROSOS OLFATOS,  Y GRITEN ENTRE LA VIOLENCIA Y EL DESORDEN:  "OSCURIDAD A ESTE NEVADO IMPERIO DE LA MUERTE" 
Anuncios