cristales verdes convertidos en luminosos y altos pastos,
y una frontera verde mesclada con el mimos color,
una bella mujer de pelo negro va dando timidos pasos,
ofreciendole a las hadas luminozas un poco de su dolor.
 
 
¿es el aire magico el que le da su bellesa?
el tiempo se enlentece en este paisaje
en donde la existencia es solo este bosque,
y en una reunion de ancestrales arboles ,
el secreto y el susurro hacen parte de un ritual nocturno.
 
ella debe volver a su hogar,
donde la sangre es su calor, y la muerte su pasion.
su piel palida hara juego con el conjunto de lucez naturales de este paisaje,
sus largos cabellos negros, propagaran la oscuridad por todo el paisaje,
y los murcielagos y buhos podran volar sin temor alguno.
pues la luz se abra ido con ella, 
y el lamento agonico encerrara su recuerdo en este solitario bosque.  
 
Anuncios