la sangre que porta la bandera de la guerra,
hirbiendo en cada arma filosa,
vientos que incitan al daño mutuo,
las huellas en la tierra mojada son estripadas por sus descendientes una y otra vez,
esperanzas originadas en mariposas humanas, son desgarradas y llevadas a la no tolerancia.
 
el crepusculo se desamaya encima de las frias murallas del castillo,
las estrellas lloran los infinitos funerales que preparan con dolor,
rosas negras son las amantes de las lagartijas,
y la imagen repetitiva de crueldad antes aquellos ojos cafes.
 
el brillo que alberga a luna, a la espada y al nuevo nacer…
guerra, simbolo de la realidad vivida.
y el cuero de las botas deseando explotar por desesperacion,
huir del escenario holocaustico,
!escapar, escapar¡ 
mi cuerpo me persigue, en intento de auto-destruccion frenetico,
cambiaria de esencias contigo, casco de guerra.
 
deseo comprar la silla cruda de puas que me ofrecia la ilusion, y amarrarte en ella…
 
 
Anuncios