gusanos comestibles entre mis mugrosas garras,

procesando sus nutrientes,

aceptando su decadencia corporal,

ventiladores ahuyentando el aire infernal,

convertire sus entrañas en maquillaje para mi cutis facial.

 

enseñenme sus dogmas, gusanos de la ultima debilidad,

homenajes de lo grotesco en la jaula de lo imperativo,

piel muerta deseo tener,

sentir placer en ser huerfano de un miembro cortado,

robaremos las alas a los angeles luminozos.

seremos asquerosos animales con brazos plumiferos,

chupando la sangre de la tierra,

y regocijandonos entre nuestros pecados en formas de pantano.

invitad al cerdo rebelde, que provoca extravagancia en gargantas ajenas.

 

rasgada la ilusion de la fuerza atacante,

retornando a los vomitos arcaicos,

nuestras lapidas edificaremos y los humanos han de aplastarlas,

ningun monstruo engendrado por mi parece evolucionar…

recordad nuestro lema principal…vomitar juntos es construir un nuevo cadaver alimenticio.

los dados de la miseria son rodados en el majestuoso casino avernal,

en donde los numeros conspiran contra nosotros perpetuamente.

y las esotericas cartas de poker leen nuestro destino fatal.

Anuncios