he aqui la piedra movil, en donde las letras tienen al carro de la muerte como chofer principal, en sus sangres negras se difundiran:
 
he aqui la sombra del cadaver de mi vecino, dando la ultima invocacion a la montaña que tanto él ha vivido, es el demonio en la tentacion, provocando lagos de lava, trayendo la desgracias a los divinos.
 
hilos dorados cuelgan desde los cielos negros, crucificando al reptil blanco, separandose sus musculos con intenso dolor, y una boda entre el espacio de piel vacio y las drogas que husmean.
 
vi los ojos del dragon renunciando a su propia cara en la oscuridad del umbral de aquella cueva, vigilando el igneo aire que comensaba a revelarse ante Dios.
 
y los huevos de su viuda revivida produciendo la babasa necesaria para seducir a la sirena de la morbosidad. ¡o! diva de lo sucio.
 
¡ejercitos contra lo santo y puro! ya cen como fichas de ajedres venenoso…ven aqui, esperandote estamos.
Anuncios