la locura es eyaculada por fin
despues de tantos milenios presa de la moral,
collares de huesos proveyendome suerte,
resados por brujos vudu,
adoro sus palabras rosando mi destino,
rasgando mi piel, destrozando la novia de mi cerebro: cordura…
el solaz llega con las melosas luces de la anti-pulcra caverna, tenuas y amarillentas.
panal de miel siendo deborado por los ultimos dientes de mi padre,
hechizame, cuerpo desnudo es tu sacrificio.
1,2,3 huesos…sin carne humana.
Anuncios