De despojos de realidad inestable y despreciable,
se aprecian las medidas reguladas de odio coherente.
mientras los violados techos son nidos de murcielagos,
el sol se autodestruye en su propio pensamiento.
la luna cae reforzando la sombria ciudad,
el cementerio dispone los muertos ya,
la opaca luz recuerda torrentes de nostalgia,
y la obra de arte empiesa a amanecer…
en medio del bosque retorcido,
se desmiembra los dos mundos de lucez contradictorias.
lengua, oxidada herramienta de victoria precaria,
te dispones a activar tus filos de platino,
destazar las neuronas de los inocentes blancos…
inmovilizando sus ideales organicos,
arropandolos con grisaceo dolor.
en macabros atomos yace la cuna hacia la eternidad,
un amamantamiento real,
una eyaculacion lactea sensual,
acabando con los falsos destinos,
dando origen a la sonriza maligna de la verdad,
dando amor en forma de joyas negras a los eternos vampiros,
quebrando los ensangrentados vidrios de la ficticia realidad.
 
Anuncios