japon callejero, con tus basuras de pordioseros,
animando el ruido la cara depresiva, el interior vacio,
con sus callejones de ladrones, heroes sin identidad
y pistolas cansadas de fumar el humo de sus propio fuego.
orgia de balas,
la cultura japonesa robandose las miradas,
estamos aqui somos presentes , gritan los jovenes nipones,
puertas de acero, almacenes de mal estado,
todos dansando en un caos sin ley que anestesia los sentidos,
llevandolos al otro lado del espejo.
energia indescriptible que las musas paganas no comprenden,
es oriente, el nuevo amanecer del sol, donde todos los argumentos complejos
y dispositivos tecnologicos son los directores del trafico existencial.
mercados de pescados malolientes, adoran vomitarle al pequeño niño travieso,
la mente sedienta de sangre se conecta sin internet al ambiente destructivo
esta en los bares, esta en las corporaciones, ambientacion japonesa de fuerzas rebeladas y distorcionadas
o eterno anime que fluyes entre ciudades hermosamente decadentes
sigue floreciendo entre los charcos de agua sucios.
Anuncios